Saltear al contenido principal
info@recohicyl.com

Pueblo: TORO
Provincia: ZAMORA

 

Más información:

Reseña histórica: Toro es un municipio y ciudad española perteneciente a la provincia de Zamora, en la comunidad autónoma de Castilla y León.

Su término se encuentra situado al sureste de la provincia de Zamora, en plena vega del Duero, a unos 33 km de Zamora, la capital provincial. Cuenta con una extensión total de 324,86 km², dato que sitúa a este municipio como el de mayor superficie de su provincia, al ocupar algo más de un 3 % de su territorio, y uno de los mayores de Castilla y León. Administrativamente está formado por el núcleo que le da nombre, Toro, y por una serie de asentamientos de diferente carácter, como son el pequeño núcleo rural, con tratamiento de barrio, llamado Tagarabuena, la urbanización denominada El Gejo, y seis asentamientos menores como son La Estación, Montelareina, Granja Florencia, Villaveza, Villaguer y Estancia Piedra.

Toro es una ciudad histórica y monumental. La ciudad es reflejo de su notable papel histórico, de especial relevancia entre los siglos XII y XVI, en la que fue sede real y lugar de celebración de Cortes. Su casco histórico acoge auténticas joyas monumentales, entre las que destaca la Colegiata de Santa María la Mayor. En sus calles se percibe la imbricación de distintas etapas de su desarrollo histórico, siendo aún identificable la traza y los elementos clave de la estructura urbana fundacional, junto con el de otras etapas posteriores de su desarrollo. Otro de los elementos clave en la configuración de su estructura urbana es su emplazamiento sobre un accidente orográfico significativo, consistente en una considerable elevación del terreno y su ubicación próxima al Duero.

La ciudad ejerce una notable función de cabecera comarcal sobre un área rural circundante de 19 municipios, el denominado Alfoz de Toro, de los que 13 están situados al norte del río Duero y 6 al sur. Por su tamaño, es un núcleo intermedio, con un volumen de población significativo para la media de Castilla y León y que contribuye decisivamente con sus cerca de 9000 habitantes a aproximar la densidad comarcal a la que existe en el conjunto regional, cumpliendo su papel de cabeza de comarca de su área funcional.

El río Duero se configura como el elemento central del relieve y la morfología del municipio, atravesando el término de este a oeste. El río ha ejercido un drenaje espectacular del territorio de su amplio valle, que en algunos puntos puede superar los 6 km de anchura, determinando su particular fisonomía de terrazas, laderas, abarrancamientos y fondos de valle. El municipio se extiende por encima y debajo del río, con tierras principalmente cubiertas de viñedos, con las que se ha generado una cultura vitícola de alta calidad que se ha protegido con la Denominación de Origen Toro. A pesar de que su suelo cuenta con una alta ocupación por actividades agrícolas, el territorio municipal presenta importantes áreas protegidas que incluyen un lugar de importancia comunitaria (LIC), una zona húmeda catalogada y un monte de utilidad pública (MUP).

Principales recursos patrimoniales:

  1. Alcázar de la Ciudad de Toroes la edificación más antigua de la ciudad, junto con los restos de la primera cerca de la ciudad. Se trata de una arquitectura fortificada, construida en el siglo X, de forma rectangular con siete cubos macizos situados en las esquinas y en la parte media de cada lienzo, a la que se debería añadir una torre del homenaje demolida en el siglo XIX. El Alcázar es una construcción de cal y canto rodado, con sus caras chapadas de piedra caliza.
  2. Colegiata de Santa María la Mayor, del siglo XII (que a su vez cuenta con el Pórtico de la Majestad), rómanicagótica. En la sacristía está el famoso cuadro de la Virgen de la mosca (siglo XVI), así como un Calvario de marfil único en España y una custodia de plata que estuvo en Londres hasta hace muy pocos años.
  3. Monasterio de Sancti Spiritus el Real. En él se encuentra el Museo de Arte Sacro de Toro, donde se encuentra una colección única de sargas policromadas siglo XVI, con escenas de la Pasióntomadas de estampas italo-flamencas de grandes dimensiones. La principal obra de arte del monasterio es el sarcófago mausoleo de Beatriz de Portugalreina consorte de Castilla y León. Del inmueble también destaca su coro, iglesia, claustro, sala capitular y refectorio, entre otros.
  4. Santa María de la Vega.
  5. San Lorenzo el Real
  6. Los restos de San Pedro del Olmo
  7. Iglesia de San Sebastián.
  8. Iglesia del Santo Sepulcro..
  9. San Salvador de los Caballeros
  10. Plaza de torosconstruida en 1828, toda ella de madera. Reinaugurada en julio de 2010.
  11. Puentedel siglo XV.
  12. Teatro Latorre.

Naturaleza: El término municipal de Toro cuenta con varios espacios protegidos, como son el LIC «Riberas del río Duero y afluentes» (ES4170083), la laguna de «Castrillo» (ZA24) ​ y el monte de utilidad pública «El Pinar» (MUP 49146).

Gastronomía:

Los quesos de Procedencia Toro, en Zamora son quesos que ya tienen en su marchamo la maca de calidad DO Queso Zamorano. Populares y apreciados de la cocina española tienen en la comarca toresana un exponete único que da la denominación de origen «Queso Zamorano» Fue reconocida con carácter provisional el 16 de enero de 1992 y con carácter definitivo un año después, tras la entrada en vigor de la Orden de 6 de mayo de 1993 por la que se aprueba el Reglamento de la Denominación de Origen «Queso Zamorano» y su Consejo Regulador.2

La denominación de origen «Queso Zamorano» ampara los quesos tradicionalmente designados bajo esta denominación geográfica que reúnan las características propias del mismo, con el cumplimiento de las normas de producción, elaboración, maduración y conservación exigidas por su reglamento y la legislación vigente. La protección otorgada se extiende al nombre de la denominación de origen y al nombre geográfico de Zamora. Queda por tanto prohibido que otros quesos o productos lácteos utilicen los nombres, marcas, términos, expresiones y signos que por su similitud fonética o gráfica con los nombres protegidos, puedan inducir a confusión, aún incluso cuando vayan precedidos por los términos tipo, gusto, estilo, elaborado en, madurado en u otros análogos.

Elaborados especial y unicamente con leche de ganaderías seleccionadas por su calidad e higiene, las ovejas de se alimentan de acuerdo a las normas de pastoreo de la zona.
Los métodos de elaboración y maduración siguen siendo los tradicionales desde hace siglos (Algunos historiadores sitúan su comienzo en la Edad del Bronce) incluso con normas estrictas de elaboración en la Roma Imperial: leche cruda, cuajo natural de lechazo y sal. Quizá por esta longeva tradición es que los quesos de oveja de Toro son galardonados, año tras año, con premios internacionales de Quesos y Gastronomía.

De ellos y gracias a la creatividad y dedicación de los maestros queseros artesanos de la zona de Toro han surgido diferentes tipos que se adaptan a las nuevas tendencias gastronomicas sin variar la forma de producirlos.

Queso Reserva, Queso Viejo, Queso Curado, Queso en manteca, Emulsiones de queso (para untar) etc etc son las variedades que pueden degustarse en la zona.
La inauguración del único museo del queso en Zamora situado en un edificio colindante a la Quesería Chillón Plaza en Toro es el culmen necesario de una cultura y a una filosofía gastronómica basada en el queso en sus distintas variedades.

– La historia de la ciudad de Toro y el vino van tan unidas en el tiempo y en el espacio, que resulta imposible entenderla sin encontrar siempre un lugar para  el vino, ni hablar del vino sin mencionar la historia. Existe una dependencia cultural y espiritual que vincula a esta zona con el vino, aunque el tiempo, la tecnología y las exigencias de rentabilidad hayan modificado el proceso de la recolección y molturación de la uvas, muchas costumbres antiguas se mantienen vigentes.

La cultura del vino, una sabiduría de raíces profundas, que nos muestra un vino cuya vida discurre paralela a la ciudad, alimentado por el Duero, “ese río que va dejando sus aguas para que, entre otras cosas, crezca el vino”.

HISTORIA
Antes de la llegada de los romanos, que suele ser el arranque de la viticultura en otros lugares, en Toro ya se hacía vino. Así lo atestiguan los restos  arqueológicos hallados en la zona, entre los que hay numerosos utensilios para el cultivo de la vid.

Aquel vino tan recio y tan fuerte que ni la filoxera pudo con él, aunque midieron fuerzas.

Por eso en la Edad Media, los peregrinos del Camino de Santiago contaban maravillas del elixir calórico de Toro, tan reconfortante en su larga andadura;  tanto, que los clérigos de Santiago contaban con tierras de cultivo en “Valdelaloba” cerca de Toro para hacer sus propios caldos. También existe la creencia que el primer vino en llegar a las Américas fue el de Toro por su cuerpo y su larga duración, el vino que llevaba Colón en la Pinta la Niña y la Santa María fue de Toro como se cuenta en varios de los ecritos conservados en el archivo de Indias.

En 1216 se dotó de viñedos situados en Toro, en el monte de “Novellas”, a Santa María de Arbas, en Pajares, entre Asturias y León.

Como ya hemos mencionado, los caldos de Toro fueron en las primeras embarcaciones del descubrimiento, y permanecieron durante la colonización hasta que se plantaron allí cepas, la tinta de Toro pisó tierras americanas en 1492. GALERÍA DE BODEGAS VISITABLES

Todas las bodegas de la DO Toro pueden consultarlas en la web: www.dotoro.com  

El museo del vino está muy próximo a Toro, en la localidad de Morales de Toro a escasos diez kilómetros de la ciudad toresana. MUSEO DEL VINO

Fiestas y tradiciones: La ciudad de Toro muestra un rico legado relacionado con el arte, la historia, la gastronomía y el vino, que han dado lugar a un conjunto de tradiciones y festividades que, en algunos casos, han sido objeto de reconocimiento como «Fiesta de Interés Turístico Regional», como son los carnavales, la Semana Santa y la vendimia. Entre las principales festividades que se celebran en esta ciudad, destacan por su importancia y popularidad las de:

  • Los Carnavalesson una antigua tradición toresana que documentalmente se remontan al 1590 y cuya regulación actual se encuentra en unas ordenanzas municipales de 1909. Su celebración se mantuvo incluso durante la época de prohibición generalizada de este tipo de festividades populares en España durante parte del siglo XX, aunque durante esta época se denominaban “Fiestas de Invierno”. En 1975 vuelven a retomar su denominación originaria. Su notable popularidad fue objeto de reconocimiento en 1995, cuando la Junta de Castilla y León la declaró «Fiesta de Interés Turístico Regional».36
  • La «Fiesta de la Vendimia», también declarada «Fiesta de Interés Turístico Regional» en 2003. Durante su celebración, tiene lugar un “mercado medieval” y un “desfile de carros tradicionales”. La espectacularidad de este desfile lo ha situado como acto central de la fiesta de la vendimia toresana. Se trata de un desfile de carros de tracción animal engalanados a la antigua usanza, con su carga de cestos de uvas y acompañados por vendimiadores de todas las edades vestidos con antiguos trajes de comienzos del siglo XX y sus aperos tradicionales.37
  • La «Semana Santatoresana» fue declarada «Fiesta de Interés Turístico Regional» en diciembre de 2007. Este reconocimiento se basó en la valoración de su antigüedad, singularidad, imaginería y procesiones. Destaca la procesión de la mañana del Viernes Santo, en la cual la Cofradía de Jesús Nazareno y Ánimas de la Campanilla saca a la calle un conjunto de doce imágenes entre las cuales destacan el Santo Ecce Homo, Nuestro Padre Jesús de Nazareno (el titular de la cofradía) y Nuestra Señora de las Angustias en su Soledad. También destaca la procesión del Viernes Santo por la tarde. Es la Asociación del Santo Sepulcro y su Soledad. 38
  • La «Romería del Cristo de las Batallas», celebrada cincuenta días después del Domingo de Resurrección, coincidiendo con el Lunes de Pentecostés. El Cristo de las Batallas es el patrón de la ciudad de Toro, al que se le atribuyen numerosos milagros, muchos de ellos plasmados en la colección de exvotos conservados en la iglesia de San Sebastián.39
  • La «Feria del Ajo» que tiene lugar en el mes de junio, en esta tradición, numerosos vecinos y vecinas establecen sus puestos de ajos en una céntrica plaza de la ciudad40
  • Las «Ferias y Fiestas de San Agustín» (28 de agosto) tienen su origen se remontan a un privilegio dado en Valladolid el 10 de febrero de 1326por el rey Alfonso XI, nieto de María de Molina. El origen de este privilegio se debe a la relación de este monarca con la ciudad de Toro, en la que pasó su infancia junto a su abuela, y a la necesidad de impulsar el comercio de esta ciudad. Ambas razones dieron lugar a que se concediera al Concejo de Toro una feria franca por 15 días, a partir de la virgen de agosto. En la actualidad, durante este festejo tiene lugar la denominada «Fuente de vino», espectáculo en el que se aúna, con mucho humor, toros y vino. La feria agroalimentaria sería la reminiscencia medieval de estas fiestas.41
  • La «Fiesta de la Virgen del Canto», patrona de Toro, tiene lugar el 8 de septiembre, día de la Natividad de la Virgen. Los actos centrales tienen lugar en la ermita del mismo nombre, que también fue parroquia con el nombre de San Juan de la Puebla.42

Principales eventos deportivos y culturales:

Trail barranqueras de Toro, Media maratón de Toro, San silvestre Toresana, Milla Urbana Ciudad de Toro

Más información:

Redes sociales: facebook, twitter, instagram

Páginas webs de interés: https://www.turismotoro.com/index.php https://www.toroayto.es/index.php

Volver arriba