Saltear al contenido principal
info@recohicyl.com

Pueblo: VILLADECIERVOS
Provincia: ZAMORA

 

Más información:

  • Tel.: 980 654 782
  • http://www.aytovillardeciervos.com

Es en el siglo XII a.C., periodo en el que se revela y extiende el uso del hierro como material para la realización de útiles, herramientas y armas, la época a la que se remontan los orígenes de Villardeciervos.

La agricultura, la ganadería, caza, pesca y recolección de frutos, junto con la actividad minera, constituyeron el medio de vida de los cervatos durante siglos. Hoy se conservan los restos del Puente de las Fraguas, donde permanecen las escorias como signo de lo que en otra época fue un medio de vida y subsistencia.

En viviendas circulares, con techumbre soportada sobre zócalos de piedra y rematada con ramaje, hacía su vida la población en aquellos tiempos, manteniéndose situada en la propia Peña del Castro. Parece que el descuido y abandono de la Peña del Castro como asentamiento se produce en los primeros años del siglo I a.C., es a partir de este momento cuando la

población es trasladada por los romanos a zona llana en el corazón de la Sierra de la Culebra.

Destacó Villardeciervos in illo tempore por pasar por esta zona la calzada romana que unía Braga con Astorga, lo que le confirió a la población una gran importancia tanto económica como estratégica y militar.

Las pistas sobre la situación de Villardeciervos las perdemos hasta mucho tiempo después, en época medieval, donde su nombre aparece escrito en un documento de mediados del siglo XII. Aparece como Vilar de Cervos, como posesión del Monasterio de Moreruela.

Menos de una década después, el entonces Papa Alejandro III, libra del pago de diezmos a Villardeciervos.

            Sus atractivos pastos y montes provocan que en el año 1305 sea acotado todo el término de Villardeciervos por el Monasterio de Moreruela. Durante el siglo XIV,  Villardeciervos se convierte en unidad agraria dependiente del Monasterio de Moreruela. Pero poco a poco los dominios de

la Orden Cisterciense fueron otorgados a fuero a campesinos dependientes de la misma, consiguiendo rentas el Monasterio de quienes explotaban las tierras.

El término de Villardeciervos pasa a finales del siglo XIV a manos del tercer Conde de Benavente, Don Alonso Pimentel. Terminando el siglo XV, la Casa de los Condes de Benavente cede los derechos de cobro al noble Pedro Sarmiento. Derechos que irán pasando de generación a generación apareciendo en un escrito en 1752 como «dueño de Villardeciervos» Diego José de Oca.

En el Censo de Madoz, tras la epidemia de cólera de 1834 que diezmó la población, Villardeciervos cuenta con un censo de 250 vecinos y 1020 habitantes. Su economía persiste fuerte en agricultura y ganadería, destacando también en esta época por su actividad comercial y la producción de telas que aprovechaba las materias primas del entorno.

 «A los valientes defensores de su rey Fernando VII»

 Esta leyenda debe su nombre a la hazaña acontecida en el año 1823, cuando 27 cervatos se enfrentaron a 42 hombres a caballo constitucionales situados en los alrededores del pueblo, dirigidos por el Teniente Coronel Alonso Martín.

En el anverso de la banda otorgada, figuraba la susodicha inscripción: «A los valientes defensores de su rey Fernando VII», y en el reverso: «Realistas de Villar de Ciervos. Año de 1823.»

El contrabando, fuente de grandes fortunas

Son muchas las historias que se cuentan a este respecto, por ejemplo, que se solían colocar las herraduras de las caballerías al revés para simular que se circulaba en dirección opuesta, despistando así a la autoridad o que había casas con entradas y pasadizos secretos para esconder los productos del contrabando.

Según las memorias del Gobernador de Zamora,  Antonio Querola, en el año 1853, tuvo noticias de un alijo de contrabando que había entrado al pueblo y mandó una sección de carabineros para requisarlo. Pero cuando se acercaron al pueblo, los contrabandistas los recibieron a tiros haciéndoles retroceder.

Entonces, el Comandante de la partida dio parte al Gobernador de lo ocurrido y éste envió una carta a la Reina contándole que la localidad de Villardeciervos se hallaba en pie de guerra a causa de lo sucedido, a lo que la reina le contestó que pusiera todos los medios a su alcance hasta restablecer el orden. 

Para lo cual, el 22 de enero de 1854, mandó concentrar en Villardeciervos a todos los carabineros de la provincia viniendo él personalmente a dirigir las operaciones.

Después de estar dos días acampado en el Ayuntamiento consiguieron apresar a los siete cabecillas de la revuelta y llevarlos a la cárcel de Zamora, aunque, poco tiempo después, a raíz del pronunciamiento, un descendiente del pueblo entró a formar parte del nuevo gobierno y lo primero que hizo fue sacar a los siete prisioneros para sus casas.

Importante es, en Villardeciervos, la figura del Alcalde de Mozos, cuya tradición data de la Guerra de la Independencia, cuando los jóvenes elegían a uno de los más valientes o mejor estratega para acosar a los franceses y hoy, afortunadamente, ya no se reúnen para luchar contra nadie, sino para organizar las fiestas patronales en honor de su Patrón San Antonio de Padua.

Principales recursos patrimoniales:
CONJUNTO HISTÓRICO ARTÍSTICO

Paseando por sus callejuelas se tiene la impresión de que el tiempo se estancó aquí hace mucho y que todavía esconden sus miradas tras las «mirillas» de piedra de los muros de las casas los contrabandistas que en el siglo XIX se enfrentaron a los carabineros para proteger las mercancías que «importaban» de la vecina Portugal.

El casco urbano que constituye la villa fue declarado Bien de Interés Cultural en la categoría de Conjunto Histórico en 1987. En él destaca la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción y un buen número de grandes casonas de dos y tres plantas construidas en piedra rojiza de sillares o con mampostería bien trabada, en las que destaca el volado al exterior de sus galerías.

No podemos olvidar sus fuentes típicas, distribuidas por el pueblo, que han sido rehabilitadas manteniendo su aspecto original. Las más importantes son los dos Caños de los que mana agua de manantiales naturales, y que en la actualidad siguen abasteciendo a los vecinos tanto para el consumo propio como para el riego de huertas, están situados en la zona alta del pueblo desde donde hay unas maravillosas vistas de toda la Villa.

Algunas peculiaridades constructivas de Villardeciervos también se atribuyen a esta actividad, como los grandes portones por los que entraban los carros con mercancías. La opulencia generada por el contrabando, junto con el comercio y la manufactura de telas dejó como legado un precioso casco antiguo con elegantes casas de piedra, algunas de nombre evocador, como la llamada «casa de los siete balcones» o de sombrío recuerdo, como la «casa de la Inquisición». Hay casitas humildes y grandes caserones pero todos conservan el encanto de la piedra, de la madera y del saber hacer de los canteros gallegos que supieron dar forma al espíritu de esta villa.

Villardeciervos tiene una población que ronda los 400 habitantes y una variada oferta de servicios: hostales, restaurantes, cervecería, bar de copas, farmacia, centro médico, carnicería, supermercado, fábrica de aguardiente, fábrica de tratado y envasado de setas, confitería, etc.

Naturaleza:
Entorno natural

Villardeciervos es una hermosa localidad española situada al noroeste de la provincia de Zamora, en la Comunidad Autónoma de Castilla-León.

Se encuentra asentada a los pies de La Sierra de la Culebra, un atractivo conjunto montañoso ubicado al noroeste de la península ibérica que ha sido declarado Reserva Natural desde 1973 y que alberga la mayor densidad de Lobo Ibérico de toda la Península, y rica fauna como, jabalíes, corzos, aves rapaces y el noble animal a quien debe su nombre, el ciervo.

El entorno de Villardeciervos está caracterizado por bosques frondosos de repoblación, generalmente coníferas, y bosques autóctonos de robles, robles negros (marojos) y castaños.

Valiente tierra de ciervos, con rutas para los amantes del senderismo como la Ruta a la Peña del Castro, la Ruta a la Playa Fluvial de Los Molinos, en el embalse de Valparaíso,  o la ruta de las fuentes, que recorre las fuentes que rodean a esta localidad.

Paseando por sus alrededores podemos ver el Puente de las Fraguas, con los restos de lo que fueron las minas metalúrgicas en época romana, el caño pequeño de Villardeciervos, y el caño grande, las fuentes de la localidad y las robustas construcciones tradicionales.

Recientemente, Villardeciervos forma parte de la Reserva de la Biosfera Meseta Ibérica Transfronteriza.

Tierra de lobos
De lobos sabe el pueblo de Villardeciervos, y es que la Sierra de la Culebra es territorio lobero por excelencia.

El lobo ibérico, cuyo origen y desarrollo radica en la península ibérica, es algo más pequeño que los lobos europeos. Porta una cabeza grande y maciza, y pequeños ojos de color amarillento. Es característico su hocico con unas manchas blancas denominadas bigoteras. Al nacer, presentan tonos oscuros uniformes en su pelaje que con el tiempo se va tornando heterogéneo, con una mancha oscura a lo largo de la cola, pasando a conferirle honor a su propio nombre Canis Lupus Signatus, puesto que signatus es el término latino para la palabra marcado.

El lobo es un depredador,  «no es únicamente un animal que come, sino, sobre todo, un animal que caza», en palabras que Ramón Grande del Brío recordaba pronunciadas por Manuel Gallego, Manolín, en su libro Tras la Senda del Lobo. Como gran depredador que es, tiene una dieta basada en presas cazadas, aunque pueda ser rival de la alimentación de aves carroñeras en raras ocasiones. Consume también algunos alimentos de origen vegetal como frutos silvestres.

La Sierra de la Culebra alberga la mayor concentración de Lobo Ibérico de toda la Península Ibérica.

El Lobo Ibérico a lo largo de varias décadas ha sido objeto de estudio por parte de Ramón Grande del Brío, Doctor en Historia y Naturista, quien, en el año 2005 publicó el más arriba citado libro Tras la Senda del Lobo en homenaje a Manuel Gallego Rodríguez que fuera en otro tiempo residente en Villardeciervos y Guarda Mayor en la Sierra de la Culebra. «Como todos los grandes maestros, Manolín, practicaba la ciencia de enseñar lo que únicamente cabe aprender mediante la observación en el campo».

De la mano de Ramón Grande, nos llegan las palabras que algún día pronunciara Manolín con referencia a la acompañada soledad del monte de Villardeciervos y a los viajeros que en él se adentraban… El monte es muy escogido y no acepta a cualquiera, sino a quien sepa escucharlo”.

“Con tranquilidad, y su penetrante mirada, un precioso lobo me observaba. 
Y yo le decía: estamos solos los dos, con ganas de compañía. Tenemos que vernos más, él me aconsejaba, a la vez que se alejaba.
Y a mí, mientras se iba, de ser lobo, envidia me daba, viéndolo dueño de su libertad.”
              Manolo Gallego Rodríguez

Época de berrea
A finales de verano o principios de otoño es la época reproductora de ciervos, el aire se llena de los roncos y largos bramidos de los machos en celo y resuenan los golpes de sus cuernos, en su lucha por hacerse con el control de la manada, de esta manera realizan una selección natural en el derecho por la reproducción.

Sus peleas son estruendosas pero incruentas. Entre mediados y finales de septiembre los machos lucen su máximo esplendor mostrando altivos sus cuernas grandes y ramificadas.

Los ciervos pierden y renuevan sus enormes astas cada año, lo que supone un gran desgaste metabólico que le obliga a tener que asimilar grandes cantidades de sales en poco tiempo.

Lugares para visitar
Sierra de la Culebra
La Sierra de la Culebra se sitúa entre las comarcas de Aliste y Carballeda-Sanabria, declarada Reserva Nacional de caza desde 1973 en más de 60.000 hectáreas. Transcurre desde cerca de Puebla de Sanabria hasta el río Esla. La altura de las cimas de esta sierra es de alrededor de los mil metros, y la más alta, con unos 1.200 metros, es Peña Mira, en la localidad de Flechas.

Existen numerosas especies de animales, destacando el lobo, el corzo, el zorro, el ciervo, el jabalí o el gato montés, además de numerosas rapaces, como el aguilucho cenizo, alimoche, águila real, águila culebrera, milano negro, búho real… y en las zonas encharcadas incluso la presencia de la nutria.

Playa
Cuenta con dos playas, la primera, situada a 2 Km escasos del pueblo llamada «Los Molinos» (Villardeciervos), en una zona llana de robles, existiendo actualmente baños y bar-restaurante construido en piedra. La segunda, situada a 5 Km pertenece a la vecina localidad de Cional cuenta con un chiringuito de piedra que hace las delicias de las tardes veraniegas.

Peña del Castro
Los orígenes más remotos de la población detectados hasta el momento en el término de Villardeciervos se encuentran en la «peña del castro» donde se asentó un pueblo durante la I y II Edad del Hierro, hasta la llegada de los romanos.

La población de “la peña del castro” no superaba los 100 habitantes, en cuanto a construcciones, destacan la muralla, el suelo solía ser de tierra apisonada con un hogar central.

Subir al Castro nos permite disfrutar de un manto de laderas de roble, pino y castaño, aparte de una maravillosa panorámica del valle medio del río Tera, ahora ocupado por una serie de tres embalses concatenados. Al otro lado observamos los riscos de pizarra que coronan la Sierra de la Culebra, cubierta en sus faldas por extensos pinares y algunas zonas de canchales donde se asientan robles, sanguiños y sauces.

Ermita
Actualmente de la ermita solo existen las ruinas. Fue un centro de peregrinación de los pueblos del entorno a Villardeciervos. Se reunían en la ermita el día de la fiesta de la Encarnación los vecinos junto con sus alcaldes, y se determinaba allí mismo el día que tenían que volver a verse, para establecer de nuevo los límites de los pueblos entre si. Era una costumbre que se hacía año tras año. A la llegada de la desamortización dictada por Mendizábal, la ermita de Nuestra Señora de la Encarnación, fue destruida, su imagen fue llevada para la iglesia parroquial de Villardeciervos, así como la lámpara que lucía día y noche en la ermita. La lámpara, hace años «desapareció» de la iglesia de Villardeciervos. Las piedras y maderas se llevaron a paredes de fincas y de casas. En el mes de agosto, desde hace unos doce años, se ha vuelto a la ermita, con una procesión y una romería para honrar a la virgen. Ahora también es visitada por los habitantes del pueblo y los numerosos turistas durante todo el año. Se hizo un pequeño altar de piedra, donde se celebra una misa en el mes de agosto.

Fuente del Caño Grande
El caño Grande es una fuente en la que la gente del pueblo recoge el agua potable para su uso diario que baja desde un manantial de la Sierra de la Culebra. Consta también de unos pilones o pozas que antiguamente se utilizaban para que las mujeres pudieran lavar la ropa. Existe también el “caño Pequeño”, de idénticas características al ya mencionado. Dentro del pueblo hay varias fuentes, está la de la iglesia, la de detrás de la iglesia, la del barrio de Abajo, la de la plaza Mayor, la de la puerta del Remesal, la de la puerta del Oficial, la de los Carballos, la de la puerta del Rojo, y a las afueras más próximas al pueblo, está la de Valdesilvoso, además de otras cuarenta y tres fuentes, distribuidas por todo el término de Villardeciervos.

Gastronomía:
Destacan los dulces artesanos de la Confitería, los aguardientes Cervato,  el Churrasco del Rte. Remesal,  los callos del Rte. El Salao y las setas de la zona de Prosilvestre

Fiestas y tradiciones:
Una de las fiestas más importantes, es la del Corpus Christi. Tradicionalmente se celebra nueve semanas después de los festejos de Semana Santa. Con la vigilia del Corpus da comienzo el legendario festejo. Bien entrado el día se sale en procesión por las calles de la villa, portando La Santa Custodia que es acompañada por la Corporación Municipal. A la procesión le precede La Misa Mayor en la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción. En las Fiestas del Corpus Christi participan tanto el Ayuntamiento como la juventud a través del Alcalde de Mozos.

Históricas fiestas cervatas que aúnan la reflexión y el aliento que aportan los actos religiosos; la alegría de las verbenas; la ilusión del compartir unos momentos con la familia y con los más pequeños en las atracciones infantiles; la amistad y convivencia en los convites; el respeto, la unidad y admiración en las procesiones; la generosidad del compartir de la animación y el júbilo organizado con los visitantes.  

Principales eventos deportivos y culturales:
En el mes de junio se celebra el Campeonato Regional de Salvamentos y Socorrismo
También en junio Carrera BTT del trofeo de la Diputación de Zamora
A finales de agosto el Campeonato regional de Piragüismo

Más información:

Servicios de Villardeciervos 

  • AYUNTAMIENTO

            Ayuntamiento, 8 • Tel.: 980 654 782

            http://www.aytovillardeciervos.com

  • GUARDIA CIVIL

            Eras del Rebudillo, 5 • Tels.: 980 654 909 – 062

  • CENTRO DE EDUCACIÓN AMBIENTAL

            Eras de Rebudillo, s/n • Tel.: 980 654 823

  • RESIDENCIA SAGRADA FAMILIA

            Carretera Alcañices, s/n • Tel.: 980 654 902

  • AGUARDIENTES CERVATO

            Carretera Las Viñas, 10 • Tel.: 980 654 907

  • AHERCA. Tras la huella del lobo

            Riego, 59 • Tel.: 646 932 437

  •  BAR HOSTAL EL SALAO

            Zamora, 1 • Tel.: 980 654 901

  •  BAR RESTAURANTE AMALUR

            Eras del Rebudillo, 29 • Tel.: 980 563 237

  • FARMACIA CLEMENTINA MAGARZO FUENTES

            Alcañices, 2 • Tel.: 980 654 936

  • CAJA RURAL DE ZAMORA

            Plaza Mayor, 9 • Tel.: 980 654 831

  • CALZADOS KR. Recuerdos de la Sierra de la Culebra

            Luis Núñez, 15 • Tel.: 980 654 846

  • CASA RURAL LAS VILLAS DEL CIERVO

            Luis Núñez, 28• Tel.: 980 654 859

  • CASA RURAL VILLA REMEDIOS

            San Cayetano, 17 • Te.: 619 646 324

  •  CONFITERÍA COLINAS

            Mediodía, 4 • Tel.: 980 654 815

  • CONSTRUCCIONES PEDRO HERRERO

            Carretera de las Viñas, 3 • Tel.: 680 654 797

  • SUPERMERCADO VALDALLA

            Luis Núñez, esq. Mediodía • Tel.: 654 102 482

  • EXCAVACIONES BLANCO

            La Forca, 1 • Tel.: 608 489 489

  • HOTEL RURAL RESTAURANTE REMESAL

            Mediodía, 25 • Tel.: 980 654 911

  • MATERIALES CONSTRUCCIÓN JOSÉ GARCÍA ROMÁN

            Forca, 11 • Tel.: 980 654 700

  • PROSILVESTRE

            Carretera Las Viñas, 10A • Tel.: 620 970 397

  • TAXISTA ENRIQUE BARRIOS

            Tel.: 608 146 173

  • BAR PLAYA CIONAL

            Carretera Villardeciervos, km. 12 • Tel.: 670 808 390 (CIONAL)

  • CERRAJERÍA VÍCTOR MATELLANES ALONSO

            El Chano, 1 • Tel: 629 635 320 (CIONAL)

  • INSTALACIONES FONTÚNEZ, S. L.

            Iglesia, 2 • Tel.: 980 654 758 (CIONAL)

  • WILD WOLF WXPERIENCE

            Iglesia, 11 • Tel.: 636 031 472 (CIONAL)

 Más información:

  • Teléfono: 980 654 872 – 686 283 541

Redes sociales:  Facebook: Ayuntamiento de Villardeciervos

Páginas webs de interés: http://aytovillardeciervos.com

Sede electrónica: villardeciervos.sedeelectronica.es

Volver arriba